Categorías
articulos

¿Beber o no beber?

Ingerir bebidas alcohólicas es algo común en la actualidad. Cada vez podemos observar que los jóvenes sienten más interés hacia el consumo de estas bebidas, pero la mayoría no conoce mucho acerca del tema y otra gran parte de la población simplemente no le da gran importancia.

Existen muchos mitos y rumores acerca del alcohol.

Además, existen muchos mitos y rumores acerca del alcohol. Hay estudios que consideran que ingerir cierta cantidad de vino al día puede prolongar tu vida y ayudarte a envejecer más lentamente. Sin embargo, hay otros estudios que desmienten tal teoría. De esta manera, la población en general se encuentra expuesta a una inmensa cantidad de información sobre las bebidas alcohólicas que no sabe si es del todo cierta.

En este punto, es normal que las personas se planteen la interrogante si deben beber o no y es que esa es la cuestión del asunto. Existen diversos estudios que hablan sobre los efectos nocivos del consumo de alcohol. Sin embargo, es importante tomar en cuenta que dichos estudios en su mayoría toman como ejemplo los efectos del alcohol por períodos prolongados, como hábitos alcohólicos excesivos.

Muchas bebidas alcohólicas pueden reducir el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca por su efecto vasodilatador.

Por supuesto es un poco obvio pensar que todas las cosas en exceso a largo plazo van a ser perjudiciales para el organismo. Después de todo podemos aplicar el mismo planteamiento para algo normal como es comer, puesto que si comemos en exceso terminaríamos en un estado de obesidad que es malo para nuestra salud.

En base a esto, no podemos ignorar los beneficios del consumo reducido de bebidas alcohólicas como vino o cerveza. Muchas de estas bebidas alcohólicas pueden reducir el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca por su efecto vasodilatador. Por otra parte, también podemos encontrar bebidas como el vino que tienen agentes antioxidantes que mejoran la oxigenación cerebral disminuyendo así la posibilidad de sufrir eventos cerebrovasculares (ECV).

Pero no todo es un jardín de rosas porque el alcohol está sumamente contraindicado en ciertos casos como por ejemplo en los embarazos. Esto se debe a que según estudios se ha demostrado que el alcohol puede generar malformaciones y disminuir la concentración de oxigeno que llega al feto. De esta manera, está totalmente prohibido ingerir cualquier tipo de bebida alcohólica durante el embarazo.

También tenemos el caso de las personas que tienen problemas hepáticos, es decir, del hígado. Esto se debe a que el hígado es el encargado de metabolizar y eliminar el alcohol de nuestro organismo. De esta manera, si la persona tiene una falla en el hígado, este no será capaz de cumplir su función y la enfermedad de base que presenta puede empeorar.

En este grupo de personas que deberían evitar el alcohol a toda costa también encontramos a las personas que se encuentran bajo cierto tratamiento farmacológico. Esto es sumamente importante debido a que el alcohol reacciona de mala manera al entrar en contacto con ciertos fármacos pudiendo aumentar el efecto del alcohol, disminuir el efecto del medicamento, o inclusive produciendo metabolitos tóxicos al unirse. De esta manera, en base a tu condición como persona está la respuesta al dilema si puedes beber o no.