Categorías
articulos

¿Por qué es tan importante no beber si no habéis comido?

Tanto el mundo del internet como los grupos sociales se encuentran llenos de mitos y rumores sobre las cosas que debemos y no debemos hacer a la hora de ingerir bebidas alcohólicas. Sin embargo, uno de los mitos que se repite más en todos los medios es que se debe comer antes de tomar alcohol.

Comer antes de beber tiene base científica.

Para muchos esto ha de sonar como una tontería, pero, aunque no lo parezca tiene su base científica. Esto se debe a que al igual que hay muchas mezclas en la comida que nos caen mal, como comer pasta con banana, un poco extraño, pero siempre hay una persona a la que le encantan esas combinaciones.

De igual manera hay ciertos alimentos que no combinan muy bien con el alcohol y pueden mandarnos directamente a una visita al baño. Por esta razón, es importante conocer cómo afectan ciertos alimentos en nuestra noche de tragos.

Cuando ingerimos bebidas alcohólicas en ayuno este pasa de manera directa y rápida.

Muchas investigaciones han concordado en que cuando ingerimos bebidas alcohólicas en ayuno este pasa de manera directa y rápida al intestino delgado para ser absorbido. Esto se debe a que el alcohol no encuentra una barrera de alimento que obstaculice su paso, haciendo más lento el vaciamiento gástrico.

Básicamente lo que buscamos al comer antes de ingerir bebidas alcohólicas es evitar una abrupta concentración de alcohol en la sangre y por el contrario mantener la concentración de alcohol como una meseta, es decir, constante. 

Tampoco es que cualquier alimento que consumas te va a ayudar porque hay ciertas comidas que tienes que evitar. 

De esta manera vas a poder soportar mejor los efectos del alcohol y no terminar con el estómago deshecho. Sin embargo, tampoco es que cualquier alimento que consumas te va a ayudar porque hay ciertas comidas que tienes que evitar. 

Por ejemplo, es muy recomendable ingerir leche o productos lácteos como queso o yogurt unos 15 o 20 minutos antes de ingerir bebidas alcohólicas por 3 razones:

  • Primero al ser un producto graso va a formar una capa de protección en el estómago para hacer más lenta la absorción de alcohol.
  • Segundo los productos lácteos requieren mucho más ácidos estomacales para poder ser digeridos por lo que enlentecen considerablemente la digestión.
  • Tercero y último no podemos olvidar que la leche tiene muchos nutrientes y vitaminas que no solo nos van a ayudar a disminuir los efectos del alcohol sino también los de la resaca.

Otro de los alimentos recomendados para comer antes de tomar alcohol es el huevo. Puede sonar un tanto bizarro, pero es muy útil porque contiene prácticamente la receta secreta para evitar ser destruido por el alcohol.

Esto se debe a que el huevo es el único alimento que contiene todos los aminoácidos esenciales para el ser humano. De esta manera va a ayudarte a reponer todos los aminoácidos que pierdas durante la borrachera. Por otra parte, la yema tiene un significativo contenido graso por lo que hará que la digestión sea más lenta y por lo tanto la absorción del alcohol también.

Como puedes notar comer antes de tomar alcohol puede marcar la diferencia entre arruinar la salida con tus amigos por estar vomitando en el baño o ser el héroe de la fiesta por ser el que más aguanta.